HISTORIA DEL DONUTS POR MIGUEL MELER PRIETO

¡Gracias Miguel!

Llegar al colegio y que un alumno te enseña algo no tiene precio. Así debería ser siempre, que los alumnos nos contasen este tipo de cosas.

Miguel Meler Prieto nos deja esta curiosidad tan apetecible e interesante.

Todo comenzó un día, por el año 1800 cuando los donuts no tenían agujero.

Un hombre estaba en su barco y tenía un donuts, el hombre para aguantarlo y que no se le cayese lo puso en una de las cabillas (asideros del timón), creando un agujero en el centro.

Al llegar a tierra, no se había dado cuenta de que aún no se lo había comido. Su madre, que tenía una tienda de donuts, al verlo, le gustó  la forma en la que había quedado y los empezó a hacer así.

También se dió cuenta de que con esa forma se podía hacer mejor el donut.